Un buen sistema de iluminación, además de la función tan obvia de permitir ver con claridad a los ponentes, nos proporciona la posibilidad de crear diferentes ambientes y sensaciones en un mismo espacio.

Con los focos, móviles, cañones de seguimiento, gobos, etc. planificamos las escenas de iluminación según los escenarios y elementos decorativos que deseen destacar.